Rompiendo Barreras: Hacia una Educación inclusiva y con acceso al mercado laboral

Por: José Ali Linares Torrealba, Líder de Comunicaciones Externas

En la actualidad, el acceso a la educación no sólo se limita a la matriculación en las áulas, sino que también implica prever que la misma sea relevante, inclusiva y adaptable a las a las necesidades cambiantes de la sociedad.

Sin embargo, factores como la pobreza, la discriminación, los conflictos armados y las barreras geográficas pueden obstaculizar el acceso de millones de personas a una educación de calidad.

Sobre esto, el Ministerio de Educación precisó que entre noviembre de 2022 y mayo de 2023 al menos 473.786 niños y jóvenes desertaron de sus estudios, lo que representa un aumento de 43,57% (330.000) con respecto al mismo período anterior.

En cuanto a la Educación Superior, la Fundación para la Educación Superior y el Desarrollo (Fedesarrollo) estima que la deserción en educación superior supera el 70% para estratos 1 y 2, siendo menor al 10 % para estudiantes de estratos 4, 5 y 6.

En este contexto, y a propósito del Día Internacional de la Educación, es esencial abordar estas barreras y trabajar hacia la creación de entornos educativos que fomenten la participación de todos, garantizando que nadie se quede atrás.

Promoción de la educación

La promoción de la educación juega un papel fundamental ante esta situación, pues es un factor clave para el desarrollo sostenible y la construcción de sociedades justas y equitativas. En tal sentido, se hace esencial adoptar enfoques integrales que aborden no solo la disponibilidad de oportunidades educativas, sino también la calidad y la relevancia de la enseñanza.

La promoción efectiva de la educación implica no solo aumentar la matriculación, sino también garantizar que los sistemas educativos sean inclusivos, accesibles y capaces de satisfacer las necesidades cambiantes de la sociedad.

Esto también implica abordar las barreras socioeconómicas, étnicas y geográficas que pueden limitar el acceso de ciertos grupos de población a oportunidades educativas.

En esta materia, la tecnología juega un papel destacado al proporcionar herramientas innovadoras que amplían el acceso y mejoran la calidad del aprendizaje. La implementación de soluciones tecnológicas, como plataformas en línea, recursos educativos digitales y programas de aprendizaje a distancia, contribuye a superar las limitaciones geográficas y a llegar a comunidades marginadas.

Al mismo tiempo, es esencial garantizar que estas tecnologías sean accesibles y utilizadas de manera equitativa, evitando la creación de brechas digitales y que estas personas puedan tener la garantía de que su proceso formativo le permitirá acceder al mercado laboral y avanzar en su desarrollo personal y profesional.

Educación para el trabajo

La Formación para el Trabajo se ha posicionado como un pilar fundamental en la preparación de individuos para enfrentar los desafíos y las demandas cambiantes del mundo laboral.

Este enfoque educativo va más allá de la adquisición de conocimientos teóricos, centrándose en el desarrollo de habilidades prácticas y competencias específicas necesarias para desempeñarse eficazmente en diversos sectores y ocupaciones.

En un entorno laboral dinámico y competitivo, la Formación para el Trabajo se enfoca en proporcionar a los estudiantes las destrezas técnicas, cognitivas y socioemocionales requeridas para adaptarse a las transformaciones constantes en las industrias y para satisfacer las demandas de empleabilidad del mercado.

Esta modalidad educativa se orienta hacia la vinculación directa con las necesidades del sector productivo, garantizando que los programas académicos estén alineados con las competencias que demanda el mercado laboral actual y futuro.

Atendiendo a estas premisas, el Ministerio del Trabajo lanzó recientemente la “Convocatoria selección de instituciones oferentes de programas del Subsistema de Formación para el Trabajo – SFT 2024 2023”, en la cual fueron escogidas 35 Instituciones de Educación Superior, entre ellas UNINPAHU, que tendrán la responsabilidad de acompañar el proceso del diseño curricular de Programas de Formación para el Trabajo.

UNINPAHU, 50 años contribuyendo con la educación en Colombia

Es por ello que el Profesor Benjamín Cepeda Ramírez, Mentor del Centro de Educación para el Trabajo (EDULAB) de la Fundación Universitaria para el Desarrollo Humano, expresó que “indudablemente, la experiencia del proceso denota precisamente el  “legado que inspira” de UNINPAHU, puesto que, durante 50 años de tradición en el sector educativo, ha permitido a la universidad aportar a la construcción de un tejido social promisorio para el país, mediante iniciativas y procesos articulados con los diferentes sectores económicos”.

A su juicio, “afianzar alianzas público-privadas que permitan impactar positivamente la realidad social, es uno de los reconocimientos más grandes de la calidad académica de UNINPAHU”.

Agregó que “este hecho permitirá a la institución aportar positivamente a la habilitación del Subsistema de Formación para el Trabajo y así articular y contribuir en procesos de empleabilidad para garantizar condiciones óptimas de vida para nuestra comunidad, mediados por una concepción humana para la pedagogía e implementando un Método de Alto Rendimiento – M.A.R., que permite egresar técnicos, tecnólogos, profesionales y especialistas, altamente competentes”.

En cuanto al impacto que dejará UNINPAHU en la colaboración del diseño curricular de programas vinculados a la Formación para el Trabajo, el también Magíster en Direccionamiento de Empresas explicó que esto se logrará tras la consolidación de “programas pertinentes y acordes a las necesidades del entorno, aportando al cierre de brechas entre las demandas empresariales de los diferentes sectores del país y la academia”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Política de privacidad

¿Hablamos?
1
WhatsApp UNINPAHU
Hola. ¡Estamos aquí para escucharte!